Agencia inmobiliaria, activa desde hace 30 años en la isla de Fuerteventura con ventas, alquileres e inversiones.




Siglos V-I ac:

No hay datos definitivos, pero se piensa que los primeros pobladores de las islas fueron pueblos Cro-magnones del noroeste de África que arribaron a las islas hacia el final del Neolítico. A estos siguieron sucesivas inmigraciones de tribus Bereberes de tipo Mediterranoide, que configuraron la población aborigen, conocida genéricamente con el nombre de "Guanches". No se sabe cómo llegaron estos pueblos a las islas, pues al llegar los conquistadores, los aborígenes desconocían el arte de la navegación y tenían un contacto muy escaso con el mar. Asimismo se desconocían entre sí, de isla a isla. En la época prehispánica, los "Majos" (como se llamaban los aborígenes de Fuerteventura) tenían la isla dividida en dos reinos: en el sur el reino de Jandia y en el norte el reino de Maxorata, divididos por una pared en el Istmo del mismo nombre. Al llegar los conquistadores los reyes eran, respectivamente, Guize y Ayoze. Los guanches, así como los Majos, eran un pueblo que estaba en la Edad de Piedra, pero disponían de una sociedad bien estructurada, con clases bien diferenciadas y dominaban ciertos avances como la momificación, la trepanación, conocían los metales y poseían una religión. Eran eminentemente ganaderos, aunque en Fuerteventura se sabe que también mariscaban.

 

Siglos I ac-I dc:

Empiezan a aparecer menciones a las Islas en la civilización grecoromana: Homero y Hesiodo hablan de "El Jardín delas Hespérides", Plutarco y Plinio las nombran como "Las Islas Afortunadas". Se las llama también "Campos Eliseos" y algunos las identifican como los restos de "La Atlantida" (Platón). El geografo griego Ptolomeo las cartografía por primera vez, reconociendolas como el punto mas occidental del mundo conocido. Arriba a las islas una expedición enviada por Juba, el rey romano de Mauritania, que bautiza a Gran Canaria como "Isla Canaria", por la cantidad de grandes perros que encuentra en ellas (latin: perro-canis). Posteriormente ese nombre se daría genericamente a todo el archipielago. Desde la época romana hasta el siglo XIV Fuerteventura tuvo diversos nombres: Herbania -por la yerba que la cubría-, Capraria -por la cantidad de cabras que había en ella- y Planaria -por lo plana que es-.

 

Siglo XIV:

En la Edad Media las islas empiezan a ser conocidas y visitadas por navegantes europeos y berberiscos (catalanes, genoveses, normandos, portugueses, venecianos, vascos, andalusíes y otros), que recalan en las islas para abastecerse de agua, esclavos y orchilla (liquen apreciado como colorante).

 

Finales de siglo XIV:

Se intensifican las expediciones a las islas como resultado de la competencia entre los paises europeos por conquistar nuevos territorios y riquezas. 1402: El caballero normando Jean de Bethencourt, junto al caballero frances Gadifer de la Salle, a sueldo del rey de Castilla, intentan conquistar Tenerife y Gran Canaria, pero al ser rechazados desembarcan en Fuerteventura y Lanzarote y someten a esta última. El reconocimiento de la posesion de las islas por la Corona de Castilla acaba con la carrera de las potencias europeas por su conquista.

 

Siglos XV - XVIII:

Después de la conquista todas las islas pasan a depender directamente de la Corona de Castilla, excepto Fuerteventura, que como botín de guerra se convierte en Señorío. La historia de Fuerteventura en esos tiempos es una sucesion constante de incursiones piratas europeos y berberiscos, destacando la invasión del pirata berberisco Xabán de Arráez en 1593 que arraso Betancuria, destruyendola y permaneciendo en la isla unos seis meses. Ello lleva a construir las fortificaciones de Val Tarajal, el Toston y Caleta de Fustes. Asimismo acelera la creacion del Coronelato, mando militar necesario para defenderse de los piratas. Su sede se establece en La Casa de los Coroneles, en La Oliva y estos tenian poder militar sobre la isla independiente del Señorio. Los Coroneles fueron asumiendo paulatinamente funciones no solo defensivas, sino también administrativas hasta convertirse en un nuevo Señorio en la practica, controlando la isla desde 1708 hasta 1859. En esos tiempos la isla vivia de la exportación de esclavos, el azucar, el vino y mas tarde la producción y exportación cerealista, que llena la isla de molinos. Siglos XVIII - XIX: Se inicia la historia moderna de las Islas Canarias con grandes cambios económicos y sociopolíticos. En 1812 la Constitución Española de Las Cortes de Cadiz hace abolir definitivamente el Señorio y el Coronelato, que aboca en la creación de la mayoria de los municipios actuales. La isla abandona el cultivo cerealista iniciandose la exportación de barrilla (vegetal usado para la producción de jabón), orchilla (liquen para poducir colorante) y cochinilla (un parasito de la tunera que da un tinte muy apreciado por las clases altas europeas). En 1852, bajo el reinado de Isabel II, se crean los Puertos Francos para estimular el comercio y que han sido decisivos en la evolución posterior de la economia de las islas. Asimismo se inicia en Fuerteventura el comercio de la cal y la sal, llenando la geografía insular de hornos de cal y salinas. Durante estos siglos se producen en la isla varias hambrunas por la sequia y que coinciden con graves crisis economicas que estimulan importantes migraciones hacia otras islas y America. Hacia finales del siglo XIX se inicia en las islas el cultivo masivo y de exportacion del plátano, aunque Lanzarote y Fuerteventura permanecen al margén de ese cultivo por su sequedad.

 

Siglo XX:

La historia reciente de Fuerteventura esta unida al cultivo de tomate de exportación, la ganadería quesera caprina, la pesca y la estrecha relación de la isla con el vecino Sahara Occidental. Se crean los puertos comerciales de Puerto Cabras y Gran Tarajal, este último dedicado al tomate. Un aspecto fundamental en la historia moderna de la isla y extrañamente muy poco estudiado, es la necesaria y estrecha relacion de Fuerteventura y sus gentes con el devenir del Sahara Occidental.

 

Final de siglo XX:

Fuerteventura inicia su gran despegue económico gracias al desarrollo turístico y al avance de las nuevas tecnologías en energía eólica, solar y de desalinización de agua de mar. El crecimiento demográfico es vertiginoso.

Deutsch Français English Nederlands Español Italiano

Nuestros Partners

  • aguaestructurada.com
  • Solbank
  • Solbank
  • Golf Resort Fuerteventura